#PANDAENCASA - ENVÍOS A TODO EL PAÍS POR CORREO, EN CABA CON MENSAJERÍA

FULAR DE JERSEY DE ALGODÓN MELANGE 40-1 SEMI ELÁSTICO 

LO PODÉS USAR DESDE EL DIA QUE NACE.

ANCHO DE 60 CM  X  5 METROS DE LARGO.

EL FULAR permite una gran variedad de nudos, al frente o cadera.

El bebé se siente más seguro y protegido, eso hace que llore mucho menos y eso favorece el desarrollo neuronal y el apego. Y esto lo llena de amor y seguridad. Es un gran estímulo, cuando el bebé va en brazos ve el mundo desde el mismo sitio que nosotros, en vez de ver todo cerca del piso y lejos nuestro, como en el cochecito.

Usando un portabebé ergonómico se reducen los cólicos. La posición favorece a la eliminación de los mismos y el calor que recibe de estar pegado a su mamá tambien ayuda. Favorece la lactancia materna, ya que el contacto entre el bebé y la mamá estimula la producción de leche y permite amamantarlo mientras está en el portabebé. 

Colabora en el desarrollo de  la cadera y columna del bebé. Se sincronciza la respiración y ritmo cardíaco con el adulto. Y también ayuda a regular su temperatura corporal. El contacto con el cuerpo de mamá (o quien lo portee) le transmitirá su calor corporal y sus latidos lo relajarán.

La posición y escuchar los latidos de mamá lo hace sentir de vuelta en la panza, lo que hace que dormir sea una tarea mucho más simple (sea porteado por mama u otra persona). Es de gran ayuda para que los papás ayuden a que mamá descanse.

Proporciona seguridad emocional, tranquilidad e intimidad. Estar pegado al cuerpo de mamá o quien lo cuide, permite al bebé sentir el olor, los latidos del corazón y los movimientos del cuerpo, lo que sin duda contribuye a que se relaje, un  bebé relajado y seguro duerme mejor. Llora menos y eso colabora a su desarrollo. Ayuda a generar el vínculo entre padres e hijos, en el caso de los papás es aún más recomendable.

Nos da libertad de  movimiento a los adultos sin necesidad de dejar a nuestro hijos en su cuna o cochecito, eso favorece al apego y nuestra relacion con nuestros bebés. Favorece la circulación fuera de casa. Proporciona libertad de acceso a diferentes lugares (transporte público, zonas concurridas, zonas al aire libre, etc) donde con un carrito es mucho más complicado e incómodo.

FULAR JERSEY GRIS MELANGE

$2.790
FULAR JERSEY GRIS MELANGE $2.790

FULAR DE JERSEY DE ALGODÓN MELANGE 40-1 SEMI ELÁSTICO 

LO PODÉS USAR DESDE EL DIA QUE NACE.

ANCHO DE 60 CM  X  5 METROS DE LARGO.

EL FULAR permite una gran variedad de nudos, al frente o cadera.

El bebé se siente más seguro y protegido, eso hace que llore mucho menos y eso favorece el desarrollo neuronal y el apego. Y esto lo llena de amor y seguridad. Es un gran estímulo, cuando el bebé va en brazos ve el mundo desde el mismo sitio que nosotros, en vez de ver todo cerca del piso y lejos nuestro, como en el cochecito.

Usando un portabebé ergonómico se reducen los cólicos. La posición favorece a la eliminación de los mismos y el calor que recibe de estar pegado a su mamá tambien ayuda. Favorece la lactancia materna, ya que el contacto entre el bebé y la mamá estimula la producción de leche y permite amamantarlo mientras está en el portabebé. 

Colabora en el desarrollo de  la cadera y columna del bebé. Se sincronciza la respiración y ritmo cardíaco con el adulto. Y también ayuda a regular su temperatura corporal. El contacto con el cuerpo de mamá (o quien lo portee) le transmitirá su calor corporal y sus latidos lo relajarán.

La posición y escuchar los latidos de mamá lo hace sentir de vuelta en la panza, lo que hace que dormir sea una tarea mucho más simple (sea porteado por mama u otra persona). Es de gran ayuda para que los papás ayuden a que mamá descanse.

Proporciona seguridad emocional, tranquilidad e intimidad. Estar pegado al cuerpo de mamá o quien lo cuide, permite al bebé sentir el olor, los latidos del corazón y los movimientos del cuerpo, lo que sin duda contribuye a que se relaje, un  bebé relajado y seguro duerme mejor. Llora menos y eso colabora a su desarrollo. Ayuda a generar el vínculo entre padres e hijos, en el caso de los papás es aún más recomendable.

Nos da libertad de  movimiento a los adultos sin necesidad de dejar a nuestro hijos en su cuna o cochecito, eso favorece al apego y nuestra relacion con nuestros bebés. Favorece la circulación fuera de casa. Proporciona libertad de acceso a diferentes lugares (transporte público, zonas concurridas, zonas al aire libre, etc) donde con un carrito es mucho más complicado e incómodo.